bienvenidos

No sé Quién –o qué- nos plantea la pregunta; no sé cuándo fue planteada. No me acuerdo siquiera de haberla contestado. Pero, en algún momento, respondí Sí a Alguien –o a Algo- y, desde ese momento, estoy seguro de que la existencia tiene un sentido y que, así, mi vida, como auto-entrega, tiene un objetivo.

Dag Hammarskjöld

Bienvenid@ a mi web personal y profesional.

Como bien supo expresar el Sr. Hammarskjöld, antiguo secretario general de Naciones Unidas, la vida de todo ser humano en la Tierra tiene un sentido especial: un objetivo que, independientemente de su horizonte temporal y de nuestra edad, asume el puesto de tarea principal a realizar a lo largo de nuestra vida.

        Nuestra felicidad personal depende de conseguir ese objetivo. Ciertas personas nacen, hacen lo que tienen que hacer y, sin saber que su meta está cumplida, se van de este mundo dejando un poquito de sí en los demás. Muchos otros desconocen ‘qué’ es aquello que tienen que conseguir o hacer, pasándose el resto de su vida sumidos en un continuo letargo de sufrimiento emocional, pensando que nadie les quiere y que poco más pueden hacer en una vida que se resignan a vivir… aún a pesar de que, sin saberlo, otros seres los aprecian y aman. Otras personas establecen que su objetivo es algo mundano, algo material que aspiran a alcanzar algún día, sin pararse en pensar en su contribución al mundo que les rodea. Finalmente, otros, en menor número, más sensibles que los demás, son conscientes de su deber para con el mundo, aprendiendo a encontrar su camino y luchando por conseguir su objetivo: ese ‘algo’ que les permitirá sentirse auto-realizados y que, por un mínimo instante en vida, les hará sentirse llenos, vivos, conscientes y libres. A partir de ese momento, ya podrán vivir su vida siendo plenamente como son, viviendo en paz y finalizando su existencia con el deber de algo bien hecho.

        Puede que su objetivo sea algo pequeño, minúsculo comparado con el resto de objetivos de las demás personas. Pero si ese ‘algo’ es lo que ha logrado contribuir a la felicidad de aunque sea solo una persona, animal o vegetal… entonces… ese ‘Sí’ habrá valido la pena.

        Mi objetivo es ayudar a los demás. No sé explicarlo de otra forma pero es la verdad. Es una sensación que me viene de muy adentro y que hace llenarme de vida cuando veo que otra persona sonríe después de mucho tiempo o logra encontrar el camino a su propio objetivo personal.

        Por eso estás aquí y lees estas palabras.

    Si crees que puedo serte útil en algo, no dudes en contactar conmigo y te responderé encantado lo antes posible.

¿Hablamos?

Álex Melic