Análisis Transaccional: Introducción

Selfie

¡Hola!

Inicio en la presente entrada un trabajo en relación al Análisis Transaccional, materia que me parece muy interesante a la hora de entender las distintas partes de nuestro ego.

Dado que el trabajo es algo largo, está dividido en algunas partes que podéis ir leyendo en futuras entradas. ¡Espero os guste! 🙂

1.-¿Qué es el análisis transaccional?

Se trata de un modelo que estudia la personalidad humana, las relaciones sociales y la actuación en la vida diaria de los diferentes estados del yo (Ego Padre, Ego Niño y Ego Adulto). Se denomina análisis transaccional porque parte de su estudio radica en el análisis pormenorizado de las diferentes transacciones sociales que llevamos a cabo los seres humanos en nuestra vida diaria.

2.-¿Cuál es su origen?

Wilder Penfiel, un neurocirujano canadiense, realizó experimentos con personas que padecían epilepsia focal. Sus experimentos consistían en estimular el córtex cerebral mediante corrientes eléctricas de intensidad débil transmitidas a través de una sonda galvánica. Los pacientes, por su parte, que habían sido sometidos a anestesia local, se comunicaban con Penfield durante los ensayos, de tal manera que el experimento sirvió para demostrar que zonas del cerebro estimuladas (y las que no) ayudaban a los pacientes a recordar ciertos hechos de su pasado, llegando a la conclusión de que las experiencias se registran, independientemente de si el sujeto las recuerda o no.

Eric Berne desarrolló las teorías de Penfield en lo que más adelante se denominó ‘Análisis Transaccional’.

3.- La función biológica de la memoria humana.

De acuerdo a las teorías de Eric Berne, la memoria humana no es sólo psicológica, sino también biológica, de tal manera que el ser humano puede revivir determinados sucesos sin experimentar recuerdo alguno.

Sus teorías fueron desarrolladas en un complejo sistema, basado en dos tipos de análisis:

  • El Análisis Estructural, que trata de analizar el control del individuo frente a situaciones desencadenantes de tensión o estrés.
  • El Análisis Transaccional (que da nombre a todo el sistema), basado en el control externo (social). Su objetivo es que la persona disponga del poder ejecutivo para controlar debidamente las situaciones sociales, en un marco de asertividad (defender sus derechos sin vulnerar los derechos de los demás), es decir, sin promover la existencia de manipulación alguna en las relaciones sociales.

El Análisis Transaccional no solamente trabaja con las llamadas transacciones y los diferentes estados del yo, de los que luego hablaremos, sino también con los llamados juegos psicológicos y guiones de vida.

4.- Principios del Análisis Transaccional (Sistema completo):

Basado en la Filosofía Humanista, el Análisis Transaccional se desarrolla de acuerdo a tres grandes principios:

  1. ‘Todos nacemos bien’. Nacemos sanos emocionalmente.
  2. ‘Tenemos un potencial humano que podemos desarrollar’. Con independencia de los factores genéticos, sociales… todos tenemos la capacidad de vencer nuestras limitaciones y desarrollar nuestro potencial humano.
  3. ‘Todos podemos cambiar’. Podemos cambiar nuestro presente tomando decisiones correctas, más auto-potenciadoras y que sirvan a nuestro desarrollo personal.

(Continuará)

La Rueda de la Vida.

Roue de la Vie - Diagramme - Outils de Coaching - en Anglais

¡Hola!

¿Te has parado alguna vez a pensar cuáles son las áreas de tu vida que consideras más importantes y por qué? ¿Y puntuarlas de acuerdo a tu situación actual para saber cuáles tienen una puntuación baja que te ocasiona sufrimiento?

Este es el objetivo de una de las muchas herramientas utilizadas en coaching: la Rueda de la Vida. Su funcionamiento es muy sencillo:

1º) Dibuja un círculo, lo más exacto posible.

2º) Identifica las áreas de tu vida que consideres más importantes y dibuja los radios de la rueda, nombrando cada uno de ellos como si se tratase de las áreas de tu vida. Por ejemplo: salud, amor, familia, espiritualidad, trabajo, estudios… etcétera.

3º) Medita si el dibujo que has hecho es correcto: quizás quieras incluir algún área más o quitar alguna de ellas porque se integra en alguna otra. Por ejemplo: quizás no seas una persona espiritual y quieras quitar la parcela ‘espiritualidad’ o quieras incluir ‘trabajo’ y ‘estudios’ es una misma parcela.

4º) Puntúa las distintas parcelas o radios de la rueda de acuerdo a la puntuación que creas que tienen actualmente. No se trata del valor que tú les des, sino lo bien que te vaya en dicha parcela en la actualidad. Por ejemplo: una persona puede opinar que la salud es lo más importante de la vida (¡Y no le falta razón!), dándole un diez. Sin embargo, puede opinar que la salud que posee actualmente tiene un valor de siete.

5º) Pon al lado de dicha puntuación, la que te gustaría conseguir en un futuro. Así te darás cuenta de qué parcelas están equilibradas y cuáles no. Si alguna de ellas tiene una puntuación menor actualmente que la que quieres conseguir, te recomiendo trabajar en dicha área (con coaching o como creas conveniente).

En resumen, la Rueda de la Vida es un ejercicio muy útil para:

  • Conocer las áreas que consideramos más importantes en nuestra vida.
  • Puntuar, de acuerdo a nuestra propia opinión, dichas áreas.
  • Identificar las áreas que tienen una puntuación baja, para trabajar el incremento de puntuación en un futuro.
  • Comenzar el proceso de coaching a partir de dicho punto.

Aunque es un ejercicio sencillo al principio, a muchas personas les resulta complicado rellenar las distintas áreas, radios o ‘quesitos’ que forman la rueda.

Por otra parte, el problema posterior radica en puntuar correctamente cada radio de la manera más objetiva posible.

Una vez lo hayamos hecho, el objetivo es unir los radios marcando puntos o líneas al nivel de la puntuación que hayamos marcado: si la rueda logra girar, el cliente tiene una vida más o menos equilibrada. En caso contrario, habrá que trabajar a elección del cliente en las áreas donde encontremos algún tipo de desequilibrio.

Este ejercicio ayuda al cliente a liberarse en una de las primeras sesiones de coaching y coger confianza con el coach. Además, fomenta el trabajo del cliente y la reflexión acerca de su vida. Muchos clientes, al ver la visión general de su vida expuesta en un círculo o rueda, contemplan cuáles son los problemas fundamentales que están minando su propia felicidad personal.

Es conveniente efectuar este ejercicio en torno a tres veces por año, para observar qué áreas incrementan o disminuyen la puntuación.

¡Pasa un gran día!

Álex Melic

Coaching de la Salud

water glass

¿Sabías que el coaching también se puede aplicar al terreno de la salud?

En un primer acercamiento a la identificación de las distintas áreas que conforman nuestra vida, la salud ha de ser una de las primeras partes que debemos prestar atención, tanto a nivel de salud corporal como mental o emocional.

Muchas personas desean mantenerse en forma con objeto de estar más saludables, prevenir enfermedades y ganas años de vida. Sin embargo, con el paso del tiempo, dejan de lado las actividades saludables para tomar parte en otras que, lejos de promover la salud, activan la pereza y dejadez.

Para evitar que ocurra esta circunstancia, el coach trabaja con el cliente para identificar, en primer lugar, las distintas metas que quiere conseguir a nivel de salud.

A continuación, se analizan dichas metas para evitar tratar de gastar esfuerzos en logros, a priori, inalcanzables. No es lo mismo, por ejemplo, tener la meta ‘Beber 2 litros de agua al día’ que ‘Beber 5 litros de agua al día’, dado que la segunda, aparte de inalcanzable en la mayor parte de los casos, conseguirá perjuicios a nuestra salud (justo lo contrario de lo que queremos conseguir).

Posteriormente, en coaching de la salud trabajamos con las distintas metas descritas, motivando al coachee a conseguir poco a poco sus objetivos, identificando los distintos bloqueos que puedan observarse en el cliente durante el desarrollo de los mismos. Estos bloqueos señalan la importancia del coaching como proceso que permite eliminar o aceptar nuestras dificultades, precisamente, para motivar y optimizar nuestros esfuerzos dirigiéndolos hacia un resultado óptimo concreto.

En definitiva, el coaching de la salud permite al cliente realizar activamente más ejercicio a lo largo de la semana, cuidar su higiene postural; cuidar los hábitos alimenticios y cualquier otro objetivo relacionado con tal área.

 ¿Te animas?

 Atentamente,

 Álex Melic