Calibración.

cropped-titulo_libros.jpg

La calibración significa DETECTAR LOS COMPORTAMIENTOS EXTERNOS, en particular, las modulaciones de la voz y las mini reacciones fisiológicas asociadas a una experiencia interna, de manera que cuando vuelvan a aparecer este tipo de signos, sepamos inmediatamente lo que le sucede al otro.

Puede ser:

  • VISUAL: Según la emoción del momento (cuerpo y rostro).
  • AUDITIVA: Ritmo, tiempo, volumen, tonalidad, melodía, repeticiones, uso de palabras determinadas, sintaxis de las frases, pausas, tonalidades, palabas claves, predicados…etc.
  • CENESTÉSICA: Sensaciones.

Es interesante tener en cuenta los predicados utilizados por el cliente para realizar preguntas potentes y dialogar con su subconsciente.

CUIDADO: La calibración también puede ser AUDITIVA VISUAL o AUDITIVA CENESTÉSICA.

¿Por qué? Porque aquella persona que utilice más uno de los medios estudiados en calibración, se expresará oralmente en dichos términos de forma más frecuente.

Ejemplo: Aquella persona que utilice más el medio visual, utilizará a menudo expresiones del tipo ‘Veo que…’, ‘Veamos’ o ‘Vamos a ver que…’, por ejemplo.

La persona que utilice más el medio auditivo, se expresará en términos parecidos a ‘He oído que…’, ‘Suena bien…’, etcétera.

Finalmente, la persona que utilice más el medio cenestésico, se expresará en términos parecidos a ‘Me siento bien conmigo mismo’ o ‘Este sentimiento me asusta’.

¿Has pensado alguna vez si eres una persona que se basa más en términos visuales, auditivos o cenestésicos?