Archivo de la etiqueta: Consciencia

La felicidad

¡Hola! 🙂

Uno de los deseos más buscados por los seres humanos es la felicidad. Es cierto que muchas veces se dice que la felicidad no es una meta, sino el camino hacia nuestros sueños y planes futuros.

A mi modo de entender las cosas, es la suma de todo lo anterior. Es cierto que la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas: las que nos hacen sentir bien, las personas con las que somos nosotros mismos sin sentir miedo ni rechazo y los pequeños placeres de la vida. Eliminar los pensamientos y conductas disfuncionales, trabajar con nuestro conocimiento personal y fomentar la higiene afectiva, generan un estilo de vida feliz y saludable.

Pero también opino que los sueños y objetivos a medio plazo generan una parte importante de la felicidad que vivimos ahora: la ilusión. Una ilusión que genera alegría y ganas de vivir, porque buscamos acercarnos a ese objetivo marcado y que llegue el día en que nuestras esperanzas positivas se cumplan. La ilusión es una emoción positiva que contribuye a nuestra felicidad inmediata y nos hace evadirnos durante ciertos instantes del día al soñar despiertos con el objetivo o meta soñada. Y eso… quieras o no, forma parte de la felicidad personal.

Por eso, vive y saborea los pequeños instantes que te ofrece la vida. Y sueña, ilusiónate, porque eso logrará cuanto menos que sonrías y te acerques un poco más a tu propia felicidad.

Atentamente,

Álex

 

 

Las 100 bondades: web amiga.

Las100bondades
Logo de ‘Las 100 bondades’. Representa un árbol regalado por dos manos, como símbolo de la bondad del ser humano, tanto para sus congéneres como para la propia naturaleza.

Hola! No puedo dejar pasar la oportunidad de recomendaros la web ‘Las 100 bondades’, redactada por este mismo coach, que podéis encontrar en www.las100bondades.com.

Se trata de un portal altruista donde se dan 100 recomendaciones relacionadas con el altruismo, con ánimo de ser más amables, fomentar nuestra inteligencia emocional, reciclar más y reflexionar más sobre nuestro comportamiento diario.

Desde aquí te animo en su lectura dado que el trabajo de redacción de dicha web llevó más de dos años y lo considero un proyecto muy especial.

Los consejos son meramente enunciativos aunque no son complicados de hacer y mantener en el tiempo.

Para echarle un vistazo en el futuro, puedes encontrar a ‘Las 100 bondades’ en el listado de páginas web’s amigas que encontrarás en esta misma página (página de entrada), abajo a la izquierda.

¡Muchas gracias de antemano por la lectura de ‘Las 100 bondades’! No te olvides de compartirla con tus amigos.

Álex

El coach como profesional.

Coach advertisement concept. Man show card with text coach.

¡Hola!

En tiempos como los que nos encontramos, se hace necesario contar con un buen profesional cuando buscamos servicios relacionados con la psicología. Es indudable que estos servicios han de ser prestados por un profesional en la materia, que disponga de una formación reglada por el Ministerio de Educación y Ciencia del país correspondiente y que actúe de acuerdo a las normas básicas exigidas de ética y confidencialidad.

En coaching ocurre lo mismo, aunque la profesión en sí no se encuentra tan ‘vigilada’ por la normativa como puede ser el ejercicio de un psicólogo.

Por ello, me parece interesante introducirnos de lleno en la figura del coach como profesional del coaching y ver las características necesarias que ha de tener para que un cliente (coachee) se sienta cómodo con él y consiga resultados prometedores.

1º) El coach debe ser un profesional en la materia, esto es, debe tener una formación adecuada para la tipología de coaching que imparte.

2º) Independientemente de los estudios de los que disponga, es necesario que conozca el conjunto de habilidades y herramientas propias de la metodología de coaching, esto es: Técnicas de resolución de conflictos, liderazgo (y autoliderazgo), planificación estratégica, negociación, trabajo en equipo… etcétera.

3º) El coach debe saber escuchar y mantenerse firme ante los llamados ‘silencios incómodos’ (momentos en los que ambas personas sienten la necesidad de comunicarse pero no lo hacen). Ello permite que el coachee reflexione y medite.

4º) El coach ha de dominar el arte de la Mayéutica, es decir, el dominio de efectuar preguntas poderosasy retadoras a su cliente.

5º) El coach sabe identificar las creencias negativas del cliente y las comunica, de tal forma que el cliente dispone de una opinión objetiva para reflexionar sobre dichas creencias.

6º) En coaching se ayuda a crear consciencia, es decir, estar más presente.

7º) La relación entre coach y coachee está inmersa en una amplia confianza que el coach potencia desde la primera entrevista.

8º)El coach también ayuda en materia de planificación y diseño de caminos con los que el coachee alcanza más fácilmente sus metas.

9º) Finalmente, es muy importante que el coach siga los patrones establecidos en materia de ética profesional y confidencialidad de las sesiones mantenidas con su cliente.

En próximas entradas ahondaremos sobre estas características.

¡Hasta pronto!

Inteligencia Emocional

muskeln

La Inteligencia Emocional es el conjunto de capacidades que dispone una persona para identificar, comprender, aceptar y manejar sus emociones así como las relativas a los demás. Una persona sana emocionalmente será aquella que sepa gestionar de forma equilibrada sus propias emociones así como las relativas a sus congéneres.

A lo largo de la historia y de acuerdo a diversos autores, la Inteligencia Emocional se divide en tres grandes grupos: Autoestima, Asertividad y Empatía.

La Autoestima, a grandes rasgos, puede denominarse como el ‘Amor a uno mismo’, es decir, aprecio, respeto y consideración por uno mismo. La falta de autoestima provoca la aparición de pensamientos negativos hacia uno mismo, emociones negativas vinculadas con los mismos (ira, frustración, tristeza…), conductas disfuncionales y, en definitiva, sufrimiento.

Una autoestima sana y equilibrada ocasiona que el ser humano se vea inmerso en una vida mucho más feliz y dichosa.

Por su parte, la Asertividad es un concepto que promueve el respeto y consideración por nuestras propias opiniones, de tal manera que puedan ser expresadas por uno mismo de forma libre e independiente sin vulnerar los derechos de los demás (o lo que es lo mismo, sin provocarles daño emocional). En cierta forma, la asertividad promueve el libre intercambio de opiniones, pensamientos y emociones evitando en la medida de lo posible la proliferación de emociones negativas o sufrimiento emocional en cada una de las partes integrantes del intercambio, basado, ante todo, en el respeto.

Finalmente, la empatía nos permite ponernos en el lugar de la otra persona y experimentar sentimientos vinculados con la compasión humana, con objeto de compartir el sufrimiento del otro (y el nuestro) y liberar de tan pesada carga. La compasión humana no está, tal y como se pueda pensar, vinculada a la debilidad. En mi opinión, es más fuerte y valiente aquel que además de preocuparse de uno mismo se preocupa por sus congéneres que aquel que, una vez satisfechas sus necesidades, se libera de la obligación de ayudar a los demás.

Otros autores opinan que a estos grupos pueden añadirse otras categorías como la ‘consciencia’ (estar presentes), motivación o habilidades sociales (Inteligencia Social), entre otros. O incluso añadir como categorías denominaciones de emociones positivas como la ‘paciencia’.

Lo cierto es que en psicología se tratan profundamente estos temas en diferentes escuelas y modelos que, poco a poco, iré introduciendo en el blog.

Atentamente,

Álex Melic