Archivo de la etiqueta: Estímulo

Zona de confort: miedo a lo diferente.

cropped-titulo_mind.jpg

¡Hola!

Hoy hablaremos de la zona de confort.

Se trata de un estado mental cómodo donde creemos que no existen riesgos aparentes. Suele venir relacionada con una zona de confort física (aunque no tiene por qué en todos los casos).

Por ejemplo, un cliente que tiene miedo a apuntarse a una actividad nueva por el qué dirán. Es evidente que sufre de baja autoestima y búsqueda de aprobación de los demás, siendo la emoción primaria que sufre el miedo. ¿A qué? A enfrentarse a lo desconocido, a conocer gente nueva y a hacer una nueva actividad que le haga salir de su zona de confort (su casa o territorio conocido).

Las barreras que existen para salir de la zona de confort las pone uno mismo. Nos da miedo salir por temas relacionados con perfeccionismo, autoestima y búsqueda de aprobación, pero salir de la zona de confort conlleva experimentar cosas nuevas positivas que infunden alegría, renovación y autoestima.

El coach vigila el momento en el que el coachee sale de su zona de confort y empieza a generar emociones positivas (lo que se conoce como espiral positiva), pero también cuida de él evitando que entre dentro de las llamadas zonas de peligro o peligrosas, es decir, zonas fuera de la zona de confort donde el coachee experimenta una espiral de emociones negativas que se alimentan entre sí.

Lo que se busca es el auto-refuerzo del coachee, experimentando la nueva situación y reforzando su autoestima.

En las sesiones de coaching, el coach busca que el coachee tome decisiones, se comprometa con ellas (y a salir de su zona de confort), experimentando distintas emociones y poniendo a prueba sus capacidades y habilidades.

¡Pasad un buen día!

Álex

Análisis Transaccional III: Las transacciones.

  1. communicationEl Análisis Transaccional:

6.1. Las transacciones:

Cuando un sujeto se encuentra en una relación social, con uno o varios sujetos, se produce una comunicación (verbal y/o no verbal), un intercambio de estímulos y respuestas entre dichas personas. Las partes de nuestro ego no permanecen calladas ante tales estímulos y generan un diálogo interno en el sujeto, provocando que éste base su conducta y comportamiento de acuerdo al estado-ego que domine en dicho momento (es decir, quien tenga el poder ejecutivo).

 Pues bien, se denominará ‘transacción’ al intercambio de estímulos-respuesta entre dos o más sujetos dentro del contexto social. Así, cuando se emite un estímulo, dentro del marco del Análisis Transaccional, denominaremos a tal concepto como ‘estímulo-transaccional’, mientras que si se recibe una respuesta, ésta pasará a denominarse ‘respuesta-transaccional’. Analizar los estímulos y respuestas transaccionales es una de las tareas del Análisis Transaccional.

6.2. Las bases del Análisis Transaccional:

Hemos llegado a la conclusión de que la base fundamental del Análisis Transaccional es el propio concepto de ‘transacción’. En economía, tal concepto abarca un intercambio de una cosa por otra, sea dinero, un pago en especie o una liberalidad.

Pero, dentro del coaching, de la psicología y de sus marcos de referencia, ¿cuáles son las bases que dominan el Análisis Transaccional como teoría?

1º) La sistematización de toda la información que provenga del intercambio social.

2º) La contextualización de las palabras utilizadas en el intercambio social.

3º) Facilitar el acuerdo entre las diferentes personas que intervengan.

Dicho de otra forma:

1º) Averiguar quién ostenta el poder ejecutivo en el intercambio social (Ego-Padre, Ego-Niño o Ego-Adulto).

2º) Concretar qué Estado-Ego actúa en la respuesta-transaccional.

3º) Visualizar mediante diagramas de vectores la dirección del estímulo y de la respuesta.

4º) Dar nombre a la naturaleza de las transacciones puestas de manifiesto.

5º) Dar significado al contexto transaccional.

Eric Berne estableció 3 sencillas reglas a tener en cuenta cuando se produzca este tipo de análisis:

  • La comunicación puede seguir, en principio, indefinidamente si hablamos de transacciones complementarias.
  • Cuando se produce una transacción cruzada, la comunicación se rompe.
  • Si se produce una transacción ulterior, lo que ocurra después está determinado por el nivel psicológico y no por el nivel social.

6.3. La naturaleza de las transacciones:

Existen tres grupos de clasificación:

  • En función del número de estados-ego implicados.
  • En función del origen de las respuestas.
  • En función del número de mensajes emitidos de forma simultánea:
  1. En función del número de estados-ego implicados:
  2. Transacción simple: un estado-ego por sujeto.
  3. Transacción compuesta: más de un estado-ego por sujeto.
  4. En función del origen de las respuestas:
  • Complementaria: involucran a un estado del yo por persona. La respuesta vuelve al estado del yo que emitió el estímulo. Hay varios tipos, donde A es adulto, P es padre y N niño: A-A, P-P, N-N, P-N, A-P, N-A, donde P-P son charlas críticas entre dos ego-padre, A-A están destinados a resolver problemas de forma objetiva y, finalmente, las transacciones N-N, P-N, A-P y N-A están destinadas a juegos.

Ejemplos de transacciones complementarias:

1º) -¿Dónde has puesto el documento que te pasé?

       -Lo he dejado encima de tu mesa.

Se trata de una transacción complementaria A-A y A-A (resolución de problemas).

2º) –Me gustaría darte un beso ahora mismo.

-Compórtate: estamos en mitad de la reunión.

Se trata de una transacción N-P y P-N (juego).

3º) –No se debe hacer eso en lugares públicos.

       -No juzgues con tanta facilidad.

Se trata de una transacción P-N (juego) y P-P (charla crítica).

  1. Cruzada: La respuesta no vuelve al estado-yo que emitió el estímulo. Según Berne, si es del tipo A-A y la respuesta N-P, es la causa más grande de dificultades sociales en el mundo y la denomina ‘transacción quejumbrosa (o de transferencia)’.

Si, en cambio se produce una transacción cruzada de tipo A-A y P-N, se produce lo que Berne llamaba transacción arrogante o de contratransferencia, segunda causa de conflictos en el mundo.

Hay otros dos tipos de transferencia cruzada: la exasperante, cuando alguien viene en busca de comprensión y recibe hechos (N-P y A-A) y la insolente, de tipo P-N y A-A.

           Ejemplos:

1º) -¿Dónde has puesto el documento que te pasé?

       -Si insinúas que lo he perdido, no es así.

Se trata de  una transacción cruzada quejumbrosa o de transferencia A-A y N-P.

2º) -¿Dónde has puesto el documento que te pasé?

       -Siempre estás perdiéndolo todo.

Es una transacción cruzada de contratransferencia A-A y P-N.

–Me gustaría darte un beso ahora mismo.

-No es conveniente delante de todos y lo sabes.

Se trata de una transacción exasperante N-P (juego) y A-A, en la que el sujeto emisor busca cariño y recibe hechos.

3º) –No se debe hacer eso en lugares públicos.

       -Tampoco es conveniente andar juzgando a los demás.

Se trata de una transacción P-N (juego) y A-A (transacción insolente).

  • En función del número de mensajes emitidos de forma simultánea:
  1. Ulteriores: implican en la actividad a más de dos estados del ego de los participantes. Son la base de los juegos psicológicos porque se suelen transmitir dos mensajes, el verbal típico y el no verbal, psicológico, no social.

Ejemplo:

Esposa (con tono neutro, mientras recoge la mesa): -Mañana es la fiesta de mi amiga Lucy. Me gustaría ir.

Marido (distraído, mientras lee el periódico): Como quieras, aunque últimamente siempre hacemos lo que tú quieres hacer ¿eh?.

En principio, parece una transacción complementaria A-A y A-A, resolución de problemas (¿vamos a ir a la fiesta?).

Sin embargo, si entramos en la comunicación no verbal y la unimos con la no verbal, podemos encontrarnos situaciones como la siguiente:

Esposa (con voz dulce): Mañana es la fiesta de mi amiga Lucy. Me gustaría ir.

Marido (con voz firme, tono enfadado): Como quieras, aunque últimamente siempre hacemos lo que tú quieres hacer.

En esta situación, en la que parece que el marido está enfadado con su mujer por otro motivo, se produce una transacción ulterior A-A y A-A (resolución de problemas) + N-P y P-N.

Este tipo de transacción, con doble estímulo-respuesta, se denomina ‘dúplex’.

  1. Angulares: son transacciones con dos estímulos y una única respuesta. Los vendedores suelen aplicarlas.
  • Dobles: transacciones con dos o más estímulos y dos o más respuestas.

¡Seguiremos hablando de otras materias relacionadas con el Análisis Transaccional más adelante!