Archivo de la etiqueta: Juegos psicológicos

Análisis Transaccional III: Las transacciones.

  1. communicationEl Análisis Transaccional:

6.1. Las transacciones:

Cuando un sujeto se encuentra en una relación social, con uno o varios sujetos, se produce una comunicación (verbal y/o no verbal), un intercambio de estímulos y respuestas entre dichas personas. Las partes de nuestro ego no permanecen calladas ante tales estímulos y generan un diálogo interno en el sujeto, provocando que éste base su conducta y comportamiento de acuerdo al estado-ego que domine en dicho momento (es decir, quien tenga el poder ejecutivo).

 Pues bien, se denominará ‘transacción’ al intercambio de estímulos-respuesta entre dos o más sujetos dentro del contexto social. Así, cuando se emite un estímulo, dentro del marco del Análisis Transaccional, denominaremos a tal concepto como ‘estímulo-transaccional’, mientras que si se recibe una respuesta, ésta pasará a denominarse ‘respuesta-transaccional’. Analizar los estímulos y respuestas transaccionales es una de las tareas del Análisis Transaccional.

6.2. Las bases del Análisis Transaccional:

Hemos llegado a la conclusión de que la base fundamental del Análisis Transaccional es el propio concepto de ‘transacción’. En economía, tal concepto abarca un intercambio de una cosa por otra, sea dinero, un pago en especie o una liberalidad.

Pero, dentro del coaching, de la psicología y de sus marcos de referencia, ¿cuáles son las bases que dominan el Análisis Transaccional como teoría?

1º) La sistematización de toda la información que provenga del intercambio social.

2º) La contextualización de las palabras utilizadas en el intercambio social.

3º) Facilitar el acuerdo entre las diferentes personas que intervengan.

Dicho de otra forma:

1º) Averiguar quién ostenta el poder ejecutivo en el intercambio social (Ego-Padre, Ego-Niño o Ego-Adulto).

2º) Concretar qué Estado-Ego actúa en la respuesta-transaccional.

3º) Visualizar mediante diagramas de vectores la dirección del estímulo y de la respuesta.

4º) Dar nombre a la naturaleza de las transacciones puestas de manifiesto.

5º) Dar significado al contexto transaccional.

Eric Berne estableció 3 sencillas reglas a tener en cuenta cuando se produzca este tipo de análisis:

  • La comunicación puede seguir, en principio, indefinidamente si hablamos de transacciones complementarias.
  • Cuando se produce una transacción cruzada, la comunicación se rompe.
  • Si se produce una transacción ulterior, lo que ocurra después está determinado por el nivel psicológico y no por el nivel social.

6.3. La naturaleza de las transacciones:

Existen tres grupos de clasificación:

  • En función del número de estados-ego implicados.
  • En función del origen de las respuestas.
  • En función del número de mensajes emitidos de forma simultánea:
  1. En función del número de estados-ego implicados:
  2. Transacción simple: un estado-ego por sujeto.
  3. Transacción compuesta: más de un estado-ego por sujeto.
  4. En función del origen de las respuestas:
  • Complementaria: involucran a un estado del yo por persona. La respuesta vuelve al estado del yo que emitió el estímulo. Hay varios tipos, donde A es adulto, P es padre y N niño: A-A, P-P, N-N, P-N, A-P, N-A, donde P-P son charlas críticas entre dos ego-padre, A-A están destinados a resolver problemas de forma objetiva y, finalmente, las transacciones N-N, P-N, A-P y N-A están destinadas a juegos.

Ejemplos de transacciones complementarias:

1º) -¿Dónde has puesto el documento que te pasé?

       -Lo he dejado encima de tu mesa.

Se trata de una transacción complementaria A-A y A-A (resolución de problemas).

2º) –Me gustaría darte un beso ahora mismo.

-Compórtate: estamos en mitad de la reunión.

Se trata de una transacción N-P y P-N (juego).

3º) –No se debe hacer eso en lugares públicos.

       -No juzgues con tanta facilidad.

Se trata de una transacción P-N (juego) y P-P (charla crítica).

  1. Cruzada: La respuesta no vuelve al estado-yo que emitió el estímulo. Según Berne, si es del tipo A-A y la respuesta N-P, es la causa más grande de dificultades sociales en el mundo y la denomina ‘transacción quejumbrosa (o de transferencia)’.

Si, en cambio se produce una transacción cruzada de tipo A-A y P-N, se produce lo que Berne llamaba transacción arrogante o de contratransferencia, segunda causa de conflictos en el mundo.

Hay otros dos tipos de transferencia cruzada: la exasperante, cuando alguien viene en busca de comprensión y recibe hechos (N-P y A-A) y la insolente, de tipo P-N y A-A.

           Ejemplos:

1º) -¿Dónde has puesto el documento que te pasé?

       -Si insinúas que lo he perdido, no es así.

Se trata de  una transacción cruzada quejumbrosa o de transferencia A-A y N-P.

2º) -¿Dónde has puesto el documento que te pasé?

       -Siempre estás perdiéndolo todo.

Es una transacción cruzada de contratransferencia A-A y P-N.

–Me gustaría darte un beso ahora mismo.

-No es conveniente delante de todos y lo sabes.

Se trata de una transacción exasperante N-P (juego) y A-A, en la que el sujeto emisor busca cariño y recibe hechos.

3º) –No se debe hacer eso en lugares públicos.

       -Tampoco es conveniente andar juzgando a los demás.

Se trata de una transacción P-N (juego) y A-A (transacción insolente).

  • En función del número de mensajes emitidos de forma simultánea:
  1. Ulteriores: implican en la actividad a más de dos estados del ego de los participantes. Son la base de los juegos psicológicos porque se suelen transmitir dos mensajes, el verbal típico y el no verbal, psicológico, no social.

Ejemplo:

Esposa (con tono neutro, mientras recoge la mesa): -Mañana es la fiesta de mi amiga Lucy. Me gustaría ir.

Marido (distraído, mientras lee el periódico): Como quieras, aunque últimamente siempre hacemos lo que tú quieres hacer ¿eh?.

En principio, parece una transacción complementaria A-A y A-A, resolución de problemas (¿vamos a ir a la fiesta?).

Sin embargo, si entramos en la comunicación no verbal y la unimos con la no verbal, podemos encontrarnos situaciones como la siguiente:

Esposa (con voz dulce): Mañana es la fiesta de mi amiga Lucy. Me gustaría ir.

Marido (con voz firme, tono enfadado): Como quieras, aunque últimamente siempre hacemos lo que tú quieres hacer.

En esta situación, en la que parece que el marido está enfadado con su mujer por otro motivo, se produce una transacción ulterior A-A y A-A (resolución de problemas) + N-P y P-N.

Este tipo de transacción, con doble estímulo-respuesta, se denomina ‘dúplex’.

  1. Angulares: son transacciones con dos estímulos y una única respuesta. Los vendedores suelen aplicarlas.
  • Dobles: transacciones con dos o más estímulos y dos o más respuestas.

¡Seguiremos hablando de otras materias relacionadas con el Análisis Transaccional más adelante!

Análisis Transaccional: Introducción

Selfie

¡Hola!

Inicio en la presente entrada un trabajo en relación al Análisis Transaccional, materia que me parece muy interesante a la hora de entender las distintas partes de nuestro ego.

Dado que el trabajo es algo largo, está dividido en algunas partes que podéis ir leyendo en futuras entradas. ¡Espero os guste! 🙂

1.-¿Qué es el análisis transaccional?

Se trata de un modelo que estudia la personalidad humana, las relaciones sociales y la actuación en la vida diaria de los diferentes estados del yo (Ego Padre, Ego Niño y Ego Adulto). Se denomina análisis transaccional porque parte de su estudio radica en el análisis pormenorizado de las diferentes transacciones sociales que llevamos a cabo los seres humanos en nuestra vida diaria.

2.-¿Cuál es su origen?

Wilder Penfiel, un neurocirujano canadiense, realizó experimentos con personas que padecían epilepsia focal. Sus experimentos consistían en estimular el córtex cerebral mediante corrientes eléctricas de intensidad débil transmitidas a través de una sonda galvánica. Los pacientes, por su parte, que habían sido sometidos a anestesia local, se comunicaban con Penfield durante los ensayos, de tal manera que el experimento sirvió para demostrar que zonas del cerebro estimuladas (y las que no) ayudaban a los pacientes a recordar ciertos hechos de su pasado, llegando a la conclusión de que las experiencias se registran, independientemente de si el sujeto las recuerda o no.

Eric Berne desarrolló las teorías de Penfield en lo que más adelante se denominó ‘Análisis Transaccional’.

3.- La función biológica de la memoria humana.

De acuerdo a las teorías de Eric Berne, la memoria humana no es sólo psicológica, sino también biológica, de tal manera que el ser humano puede revivir determinados sucesos sin experimentar recuerdo alguno.

Sus teorías fueron desarrolladas en un complejo sistema, basado en dos tipos de análisis:

  • El Análisis Estructural, que trata de analizar el control del individuo frente a situaciones desencadenantes de tensión o estrés.
  • El Análisis Transaccional (que da nombre a todo el sistema), basado en el control externo (social). Su objetivo es que la persona disponga del poder ejecutivo para controlar debidamente las situaciones sociales, en un marco de asertividad (defender sus derechos sin vulnerar los derechos de los demás), es decir, sin promover la existencia de manipulación alguna en las relaciones sociales.

El Análisis Transaccional no solamente trabaja con las llamadas transacciones y los diferentes estados del yo, de los que luego hablaremos, sino también con los llamados juegos psicológicos y guiones de vida.

4.- Principios del Análisis Transaccional (Sistema completo):

Basado en la Filosofía Humanista, el Análisis Transaccional se desarrolla de acuerdo a tres grandes principios:

  1. ‘Todos nacemos bien’. Nacemos sanos emocionalmente.
  2. ‘Tenemos un potencial humano que podemos desarrollar’. Con independencia de los factores genéticos, sociales… todos tenemos la capacidad de vencer nuestras limitaciones y desarrollar nuestro potencial humano.
  3. ‘Todos podemos cambiar’. Podemos cambiar nuestro presente tomando decisiones correctas, más auto-potenciadoras y que sirvan a nuestro desarrollo personal.

(Continuará)