Unas pocas palabras…

  peque_471x368_1Retrato elaborado por Yolanda Prado.

¡Hola!

Me llamo Álex Melic Montañés y nací en 1985 (aunque aparente mucha menos edad).

Nací en la ciudad de Zaragoza, una antigua ciudad romana situada a las orillas del río Ebro, y recibí el nombre de ‘Álex’ aún cuando en dicha época los diminutivos no estaban permitidos como nombre de pila. Hijo de un reconocido economista y científico en el área entomológica y aracnológica, Antonio Melic, y de una madre muy bella, Lilian Montañés, de la que he heredado, desde luego, mis rasgos aniñados. Tengo un hermano pequeño, cinco años menor, llamado Denis, que es quién ha elaborado esta web y al que estoy muy agradecido.

Siguiendo la estela de mi padre en los estudios universitarios, ingresé en la Universidad de Zaragoza en 2003 en la Licenciatura de Economía, licenciándome en 2007 a los 21 años, destacando en sociología, estadística, política económica, protección medioambiental (presentando mi trabajo sobre el tributo verde Impuesto sobre Grandes Establecimientos Comerciales, ‘IGEC’) y animación de proyectos socioculturales, asignatura impartida por la Universidad de Salamanca.

En 2008 comencé a trabajar a media jornada ayudando a mi padre en la empresa familiar, una asesoría de empresas, dedicando la otra media jornada a mis estudios de postgrado en el Centro de Estudios Financieros (CEF). En 2009 Álex terminé con éxito el máster en Tributación y el máster en Dirección y Gestión contable.

Ese mismo año obtuve la Especialización Internacional en Derechos Humanos, impartido por el Secretario de las Naciones Unidas de Venezuela, el cual obtuve satisfactoriamente presentando mi trabajo titulado ‘Las leyes de cuotas en los cargos públicos’ sobre la precaria situación de las mujeres en los cargos públicos de países latinoamericanos y la difícil obtención, por parte de las mismas, de cargos de especial relevancia en el ámbito político y económico.

A partir de 2009,  comencé a trabajar a jornada completa en la empresa familiar, ayudando a su padre en el desarrollo de tareas fiscales y contables y realizando cursos de especialización en el área económica, entre ellos, en Prevención de Blanqueo de Capitales y Protección de Datos de Carácter Personal.

Movido por el altruismo, comencé a interesarme y colaborar con diversas fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro, ingresando como voluntario de Cruz Roja en 2011 en el departamento de Infancia hospitalizada (Hospital Universitario Lozano Blesa).

Ese mismo año comencé a sentir curiosidad por el mundo de la psicología, más concretamente, por la terapia cognitivo-conductual, terapia de resultados eficaces a la hora de paliar y eliminar los efectos negativos del sufrimiento en las personas con problemas de índole emocional. Movido por tal interés, creé un blog donde hablé de temas psicológicos, filosóficos y altruistas.

Fue entonces cuando a pesar de los tímidos resultados del blog en sus inicios (que comenzó con apenas 300 visitantes el primer mes), conseguí cifras tan altas que sobrepasaron los 4.500 visitantes al mes en todo el mundo, teniendo éxito en España, Rusia, Francia, México y EEUU, entre otros países. Contento con los resultados, di por satisfecha mi prueba personal e ideé la creación de un nuevo proyecto más complejo y especial, el cual titulé ‘Las 100 bondades’.

Con objeto de fomentar el altruismo en los seres humanos y ayudar a cualquier persona que necesitase alcanzar la felicidad, decidí crear, en colaboración con un amigo web-máster, una nueva web donde se mostrasen 100 bondades distintas a realizar por mí y por cualquiera de los lectores, proporcionando a los visitantes la información necesaria sobre el altruismo que motiva cada bondad y dando las pautas necesarias para que el visitante pudiese colaborar en la realización de cada acto altruista. Nació así la página web ‘Las 100 bondades’, cuyo logo son dos manos entregando al visitante un pequeño árbol representativo de la autoestima y bondad del lector o lectora. Puedes encontrar el proyecto, ya terminado, en http://www.las100bondades.com.

Pero te voy a confesar algo: soy inquieto por naturaleza, al menos, intelectualmente hablando. Mis ansias de luchar por un mundo mejor me movieron en 2014 a apuntarme a un postgrado universitario de Coaching (impartido por la Universidad Camilo José Cela, en Madrid) así como estudiar en mi tiempo libre los entresijos del mindfulness (aunque me queda mucho por aprender) y el programa integral de vida.

Actualmente reparto mi tiempo entre el trabajo como asesor fiscal, mi perrita, la web y mi proyecto de comenzar a estudiar psicología en 2015, entre otros hobbies. También soy budista practicante, por lo que me encuentro muy motivado en aprender cada día más sobre el ego, el apego, el yoga y la meditación.

Si deseas tener contacto conmigo, escríbeme a alex@asesoriamelic.es (mi dirección provisional) o llámame por teléfono en el número y horarios indicados en la sección contacto de esta web.

Finalmente, si deseas una copia de mi Curriculum Vitae, puedes encontrarla a continuación.

¡Gracias por leer estas palabras! 🙂